Microsoft elimina la “mediación forzosa” en los casos de acoso sexual

2017 por suerte es el año de la lucha contra el acoso sexual y hemos podido asistir a como gente como Harvey Weinstein o Kevin Spacey se ha caído con todo el equipo ante las acusaciones de sus victimas. Esto no dejan ajenas a las grandes empresas de cualquier campo y en este caso una de las compañías de software más grandes del mundo tiene algo que decir en cuanto a la lucha contra el acoso.

De esta manera y según el New York Times, Microsoft anunció el martes que había eliminado de su empresa los acuerdos de ”arbitraje” o ”mediación forzosa”, groso modo, es un método muy extendido en Estados Unidos para resolver disputas donde ambas partes exponen los hechos a uno o a un grupo de árbitros y estos deciden para que lado se inclina la balanza. De esta manera se evita llevar el caso a los tribunales y que todo quede en casa. El problema es que esto limita las opciones del trabajador y buscará no perjudicar a la empresa, es decir, siempre barren para casa y la mayoría de los casos, terminan siendo acallados y sin llegar a los juzgados. Brad Smith, presidente y director jurídico de Microsoft declaró al respecto que “el silenciamiento de las voces de las personas claramente ha tenido un impacto en la perpetuación del acoso sexual”. Además de esta decisión empresarial, Smith ha decidido apoyar una propuesta de ley que prohibirá la mayoría de estos acuerdos. “Lo que esta legislación hace es garantizar que las voces de las personas siempre se escuchen, acudiendo a los tribunales, si eso es lo que es necesario’‘, dijo Smith.

Los mas escépticos apuntan a que todo esto viene de que Microsoft, como tantas otras grandes empresas en las ultimas semanas, ha enfrentado acusaciones sobre la tolerancia que ha tenido al acoso en ciertos casos. La semana pasada, Bloomberg informaba sobre como una exempleada de Microsoft acusó a un compañero de agredirla sexualmente al salir del trabajo, y que Microsoft impuso que debían seguir trabajando juntos. Al final, fue ella y no él quien tuvo que dejar el trabajo, claro.

Este primer paso de eliminar la “mediación forzosa” de su compañía, según el Smith, es la primera acción inmediata que se debía tomar mientras se sigue considerando en el senado de Estados Unidos el futuro del proyecto de ley. Por desgracia, aunque esta medida sea una noticia excelente es algo más simbólico, ya que aunque los casos de acoso y discriminación de género ya no tienen que pasar por estas mediaciones, todos los demás casos que puedan tener los empleados tendrán que seguir sometiéndose a los arbitrajes.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.