Avance de My Time at Portia

Este no es de ese tipo de juegos que son innovadores, por así decirlo. De hecho, cuando uno piensa en un farming simulator, en craftear objetos, en un mundo abierto con monstruos y criaturas extrañas, es inevitable penar en grandes joyas como Stardew Valley o Harvest Moon. Sin embargo, lejos de ser un Minecraft pero con mejores gráficos, My Time at Portia sabe cómo aprovechar el potencial de esta clase de aventuras, anexar ciertas mecánicas y por supuesto, darle un estilo propio. El videojuego, que todavía está en acceso anticipado, está siendo desarrollado por Panthea Games.

[vc_row][vc_column][vc_raw_html]JTNDaW1nJTIwc3JjJTNEaHR0cCUzQSUyRiUyRmNhbmFsZ290eS5jb20lMkZ3cC1jb250ZW50JTJGdXBsb2FkcyUyRjIwMTglMkYwMyUyRkFybG8tY29uY2VwdC5wbmclMjBzdHlsZSUzRCUyMmhlaWdodCUzQSUyMDM0MHB4JTNCJTIwZmxvYXQlM0ElMjByaWdodCUzQiUyMG1hcmdpbiUzQSUyMC00JTI1JTIwMCUyNSUyMDAlMjUlMjAwJTI1JTNCJTIyJTJGJTNF[/vc_raw_html][vc_column_text]Lejos de ser una historia simplista e infantil, la narración representa uno de los apartados más llamativos del juego. Normalmente, cuando alguien ve un mundo colorido y con habitantes alegres y risueños, podemos imaginar que nada malo pudo haber ocurrido en un ambiente así. Pero nada más lejos de la realidad, My Time at Portia es un juego post-apocalíptico.

Así, la historia del mundo de Portia cuenta que hace algunos siglos, el planeta se encontraba en una situación de paz y prosperidad, con increíbles avances en la ciencia y en la tecnología. Lamentablemente, ocurrió una terrible guerra que casi llevó a la humanidad a su extinción, dejando un mundo en un estado de destrucción y desesperación. Tras haberse recuperado de estos tiempos oscuros, las tensiones territoriales volvieron a tomar protagonismo en los seres humanos, llevando al nacimiento de dos grandes naciones, Duvos y Seesai, así como también de un conjunto de pequeños países en donde se encuentra nuestra pequeña ciudad Portia. Estas naciones se unieron en forma de alianza para tratar de repeler las invasiones de Duvos, el cual no descansará hasta haber conquistado todo el mundo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column css=”.vc_custom_1521808847389{background-image: url(https://canalgoty.com/wp-content/uploads/2018/03/fondo-avance-my-time-at-portia.jpg?id=2006) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}”][vc_column_text css=”.vc_custom_1521808902541{padding-top: 0px !important;padding-right: 10px !important;padding-bottom: 10px !important;padding-left: 10px !important;}”]En este contexto, nos pondremos en la piel de un joven (sus rasgos físicos lo decidiremos nosotros antes de empezar el juego) que acaba de llegar a Portia. En ella, vamos a heredar el taller de construcción de nuestro padre, quien al parecer se encuentra muy lejos de nosotros. Utilizando todo lo que él nos legó, debemos devolver todo el esplendor que alguna vez tuvo su tan preciado lugar de trabajo. Mediante la recolección de recursos, el crafteo, las relaciones sociales con los habitantes de la ciudad y las misiones y mandados; servirán para transformar nuestro taller en el mejor de todo Portia.

Una vez que nos hagamos con el control de nuestro taller de construcción, tendremos realizar ciertos encargos para que, poco a poco, nuestro lugar se vaya haciendo más conocido dentro de la ciudad. Cuanto más renombre tengamos, más misiones habrá y, además, la recompensa será mayor. Pero para cumplir con estos pedidos necesitaremos recolectar recursos, disponer de una amplia gama de mesas de trabajo o construir diferentes objetos entre otras cosas. Así, por ejemplo, para fabricar un automóvil se necesita metal, un material que solo podemos conseguir en las mazmorras. Y para ir a estos calabozos necesitaremos tener un pico y comida para mantener la barra de energía llena. Una vez se consiga todo lo que necesite, hay que fundir los materiales, pero para hacerlo tendré que conseguir madera. Mientras esperamos a que terminen estas tareas, podemos aprovechar para explorar el mapa, visitar las tiendas de la ciudad y realizar otras misiones de recolectar para fabricar más objetos y materiales; incluso se puede hasta gestionar nuestra propia granja. Llegados a un punto de la historia, se requerirán determinados minerales que solo se podrán conseguir en determinadas mazmorras. La cuestión es que algunas de ellas están custodiadas por monstruos que debemos derrotar con nuestras habilidades de lucha con la espada, y será necesario preparar con antelación un equipo de combate. Todo este tipo de dinámicas incentivan al jugador a mantenerse constantemente en movimiento, ya sea recolectando, construyendo o combatiendo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Otra de las opciones que tendremos a nuestra disposición será el de poder entablar diferentes relaciones (amistad o noviazgo) con cada habitante de Portia, algunas de ellas ofreciéndonos interesantes beneficios. A medida que avancemos nuestro personaje subirá de nivel y ganará experiencia que podremos utilizar para mejorar nuestras habilidades de combate, de recolección y de socialización.

Con respecto al apartado gráfico, My time at Portia tiene un estilo artístico muy agradable y relajante, con gráficos muy bien definidos y una combinación de colores que hacen que el juego se sienta realmente vivo. En cuanto a la banda sonora, la música de fondo es distendida, encantadora y cautivadora. Sin embargo, tras unas 15 horas de juego, se vuelve algo repetitiva. No obstante, el juego aún se encuentra en desarrollo y todavía puede mejorar y arreglar distintos fallos y bugs. Pero estos errores no han impedido que invierta casi 30 horas de juego sin problema alguno.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_raw_html]JTNDaW1nJTIwc3JjJTNEaHR0cCUzQSUyRiUyRmNhbmFsZ290eS5jb20lMkZ3cC1jb250ZW50JTJGdXBsb2FkcyUyRjIwMTglMkYwMyUyRk15c3RlcmlvdXNfTWFuLWNvbmNlcHQucG5nJTIwc3R5bGUlM0QlMjJoZWlnaHQlM0ElMjAzNDBweCUzQiUyMGZsb2F0JTNBJTIwcmlnaHQlM0IlMjBtYXJnaW4lM0ElMjAtNCUyNSUyMDMlMjUlMjAwJTI1JTIwMCUyNSUzQiUyMiUyRiUzRQ==[/vc_raw_html][vc_column_text]Con respecto a las mecánicas de pelea, lo cierto es que son bastantes simples, estáticas y muy básicas. Esquivar, golpear y algún que otro combo, eso es todo lo que nos vamos a encontrar por ahora. Quizás es uno de los elementos que deben mejorar y pulir para lograr que la experiencia del usuario sea más divertida y frenética.

My Time at Portia vale la pena jugarlo. Ya no solo por la idea del juego en sí, que también, sino por la sensación de embarcarse en una nueva y gran aventura con una trama más compleja de lo que parece con cierto trasfondo político y religioso. Aparte, es digno de resaltar todo el trabajo que está realizando esta empresa indie para llevar a este proyecto hacia su máximo esplendor, ya que constantemente están sacando actualizaciones para corregir los bugs y errores. Probablemente este título, una vez se encuentre al 100% de su desarrollo, sea serio candidato para ser una de las grandes revelaciones del año.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.