Nobuo Uematsu se toma un descanso debido a una enfermedad

Todos reconocemos grandes nombres en la industria del videojuego, creadores y diseñadores que han revolucionado de alguna manera u otra el medio. Shigeru Miyamoto, Hideo Kojima, Amy Hennig o Jonathan Blow se pusieron al frente de sus proyectos y supieron darle identidades propias. Pero no solo de mecánicas y narrativa se componen los juegos. Fotografía y música son artes que pueden destacar en el medio, así como sus autores. Por ejemplo, Nobuo Uematsu está considerado uno de los mejores compositores para música de videojuegos.

Recientemente y en un comunicado dedicado directamente a sus fans, el autor de grandes obras como One Wiged Angel, Not Alone o To Zanarkand; indica que deja de trabajar como mínimo hasta fin de año debido una enfermedad. El compositor afirma que le afecta física y mentalmente, pero de mismo modo promete que, una vez recuperado totalmente, volverá a hacer lo que mejor sabe.

Nobuo Uematsu se unió a la industria de mano de la entonces Square Soft con Hironobu Sakaguchi como integrante, con el que ligaría su futuro desde entonces. En 2004 Uematsu abandonó Square y fundó su propia productora, Dog Ear Records, compañía en la que siguió componiendo bandas sonoras para su antigua empresa y para el nuevo estudio de Sakaguchi, Mistwalker. Es el autor de grandes bandas sonoras como las de Chrono Trigger, Blue Dragon, Lost Odyssey y por la que es más reconocido, la saga Final Fantasy. Antes de su descanso, se encontraba trabajando en el remake de Final Fantasy VII. Esperamos que no sea grave y pronto podamos volvernos a emocionar con otro de sus potentes trabajos.

Publicado

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas