Nobuo Uematsu se toma un descanso debido a una enfermedad

Todos reconocemos grandes nombres en la industria del videojuego, creadores y diseñadores que han revolucionado de alguna manera u otra el medio. Shigeru Miyamoto, Hideo Kojima, Amy Hennig o Jonathan Blow se pusieron al frente de sus proyectos y supieron darle identidades propias. Pero no solo de mecánicas y narrativa se componen los juegos. Fotografía y música son artes que pueden destacar en el medio, así como sus autores. Por ejemplo, Nobuo Uematsu está considerado uno de los mejores compositores para música de videojuegos.

Recientemente y en un comunicado dedicado directamente a sus fans, el autor de grandes obras como One Wiged Angel, Not Alone o To Zanarkand; indica que deja de trabajar como mínimo hasta fin de año debido una enfermedad. El compositor afirma que le afecta física y mentalmente, pero de mismo modo promete que, una vez recuperado totalmente, volverá a hacer lo que mejor sabe.

Nobuo Uematsu se unió a la industria de mano de la entonces Square Soft con Hironobu Sakaguchi como integrante, con el que ligaría su futuro desde entonces. En 2004 Uematsu abandonó Square y fundó su propia productora, Dog Ear Records, compañía en la que siguió componiendo bandas sonoras para su antigua empresa y para el nuevo estudio de Sakaguchi, Mistwalker. Es el autor de grandes bandas sonoras como las de Chrono Trigger, Blue Dragon, Lost Odyssey y por la que es más reconocido, la saga Final Fantasy. Antes de su descanso, se encontraba trabajando en el remake de Final Fantasy VII. Esperamos que no sea grave y pronto podamos volvernos a emocionar con otro de sus potentes trabajos.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.